Cuidados a tener con los neumáticos de segunda mano

Muchas veces cuando es necesario hacer un recorte en el hogar se hace en aquello bienes que se denotan costosos o que pueden conseguirse más económicos. Sin embargo, en muchas oportunidades estas decisiones pueden venir ocasionadas en pérdidas de calidad de vida o seguridad.

 

El auge que han tenido los neumáticos de segunda mano en estos últimos años se han transformado en una práctica peligrosa, ya que, se ha tomado como una tendencia más que realizarlo con la concebida seriedad por la importancia que tienen las ruedas en materia de seguridad a la hora de la conducción.

 

En esta época del año, producto de las bajas temperaturas, las rutas se encuentran abiertas a generar accidentes y para ello, es vital un mantenimiento apto del coche para circular en condiciones extremas. La firma Continental es uno de los fabricantes de neumáticos que primero alertó sobre los riesgo de colocar gomas de segunda mano en un vehículo.

Puntos a evaluar

El fabricante alemán señaló que la efectividad del neumático depende de muchos factores como el estado exterior, el nivel de presión y el estado del caucho. El deterioro de la goma produce la pérdida de flexibilidad generando la cristalización.

 

Continental apuntó en su informe que los neumáticos de segunda mano tienen una procedencia, en general, desconocida. Este presupone que no hay un seguimiento sobre la elaboración del mismo, a eso se suma que en España, no hay una regulación sobre la comercialización de estos neumáticos.

 

Por ello, la recomendación se basa en la elección de neumáticos de excelente calidad y su revisión periódica para verificar sus condiciones y la profundidad del dibujo, recordemos que el límite legal es de 1,6 milímetros.

 

El uso de neumáticos de segunda mano, más allá de lo meramente económico, debe tener el punto de vista en la durabilidad de los mismo y la seguridad al momento de circular en condiciones extremas. Muchos fabricantes de primera línea tienen marcas secundarias y económicas que cumplen las normas de seguridad, esa podría ser una de las primeras alternativas a tener en caso de necesitar bajar costos sin necesidad de disminuir la calidad y seguridad al momento de la conducción.