La Granada ayuda a los atletas en la recuperación tras una sesión de ejercicio extenuante.

En una reciente investigación llevada a a cabo con remeros masculinos, los investigadores descubrieron que aquellos que consumían zumo de granada tenían una capacidad antioxidante total significativamente más elevada tras una sesión de ejercicio extenuante en comparación con los que no lo consumían.

En su estudio publicado en el Journal of the International Society of Sports Nutrition, los investigadores informan que esta capacidad más elevada se observó durante el tiempo de descanso.

En el pasado varios estudios han relacionado una capacidad antioxidante más elevada con la disminución del estrés oxidativo potencial producido por el entrenamiento de gran resistencia e  intensidad.

Pero el objetivo original de la investigación del presente estudio era ver si el zumo de la fruta tendría algún efecto sobre el metabolismo del hierro, ¡que no lo tiene!.

“El nivel de hierro del cuerpo humano se ve afectado no solo por el adecuado consumo dietético de este elemento, sino también de la inflamación inducida por el ejercicio”, escribieron.

Citaron un estudio del 2014 de investigadores de China que “demostró que el ejercicio de intensidad moderada tiene un efecto beneficiosos sobre el metabolismo del hierro, mientras que el ejercicio extenuante puede inducir inflamación sistémica”.

 

Una fuente rica de polifenoles

Los investigadores postularon que el aumento del potencial antioxidante podría deberse a la elevada actividad antioxidante de la granada en comparación con otros alimentos ampliamente reconocidos por sus propiedades antioxidantes, como el vino tinto o el té.

“El potencial antioxidante del zumo de granada resulta de su rico contenido de polifenoles, especialmente las proantocianidinas”, escribieron. Añadieron que un aumento de la capacidad antioxidante total después de dos semanas de suplementación con zumo de granada era consistente con los estudios anteriores.

Aunque el zumo no ejerció ningún efecto significativo en otros parámetros del estudio, como los marcadores inflamatorios o el metabolismo del hierro, los investigadores argumentaron que esto podría deberse a sus sujetos del estudio altamente entrenados (después de todo, eran miembros del Equipo Nacional de Remo de Polonia).

“La falta de cambios significativos de los marcadores de inflamación de los sujetos de nuestro estudio podrían quizás explicarse por su buena adaptación a grandes cargas de entrenamiento. Este tema podría ser interesante para las investigaciones futuras”.

 

Detalles del estudio

19 miembros del Equipo de Remo Polaco participaron en el estudio doble ciego y controlado con placebo.

Fueron divididos de forma aleatoria en un grupo de suplementación (10 remeros) que recibían 50 ml de granada estandarizada diariamente durante dos meses o en un grupo de placebo.

Los participantes realizaron después una prueba de 2.000 metros en un ergómetro de remo al inicio del proyecto y al final del periodo de seguimiento.

Los investigadores cogieron muestras de sangre de las venas de sus codos (fosa del codo) 3 veces durante el ensayo; antes del ejercicio, un minuto después de la prueba y tras un día de recuperación.

 

Referencias

 

Urbaniak, A.; Basta, P.; Ast, K.; Wołoszyn, A.; Kuriańska – Wołoszyn, J.; Latour, Ewa; Skarpańska – Stejnborn, A. The impact of supplementation with pomegranate fruit (Punica granatum L.) juice on selected antioxidant parameters and markers of iron metabolism in rowers. Journal of the International Society of Sports Nutrition . 7/24/2018, Vol. 15 Issue 1, pN.PAG-N.PAG. 1p. 3 Charts, 5 Graphs.