Un nuevo estudio respalda la importancia de los suplementos prenatales

Según un nuevo estudio publicado en JAMA Psychiatry, la suplementación prenatal con vitaminas puede estar relacionada con una disminución de la prevalencia de autismo en niños de familias con riesgo elevado.

Los datos recogidos de 241 hermanos menores de niños con autismo indicaron que la prevalencia de trastorno del espectro autista (TEA) era del 14% cuando las madres tomaron vitaminas prenatales en su primer mes de embarazo en comparación a un 33% cuando las madres no habían tomado suplementos durante ese periodo.

“Hasta donde sabemos, este estudio es el primero en sugerir que la ingesta prenatal materna de vitaminas durante el primer mes de embarazo puede reducir la recurrencia de TEA a la mitad en los hermanos menores de niños con TEA en familias con riesgo elevado. Si estos hallazgos se replican, podría tener implicaciones importantes para la salud pública de las familias afectadas,” escribieron los autores del estudio dirigidos por Rebecca Schmidt, PhD, de la Universidad de California, Davis (EE.UU.).

Subrayando el valor de los suplementos prenatales

No se debería hacer ninguna afirmación que relacione los suplementos dietéticos con la reducción del riesgo de autismo, pero los hallazgos del estudio subrayan “la importancia de una nutrición apropiada antes y durante el embarazo”, dijo Andrea Wong, PhD, vice presidenta de asuntos regulatorios y científicos para el Consejo de Nutrición Responsable (CRN, por sus siglas en inglés). “Estos hallazgos respaldan aún más el papel que desempeña la nutrición adecuada, incluida la suplementación con vitaminas prenatales, en los embarazos saludables y los bebés saludables.”

 

La Dra. Wong añadió: “El ácido fólico, que se encuentra en la mayoría de las vitaminas prenatales, es un nutriente esencial que ha demostrado prevenir los defectos de nacimiento, por lo que se recomienda a las mujeres en edad fértil que consuman suplementos con ácido fólico. Los nutrientes adicionales  como el yodo, colina, ácidos grasos omega-3 y hierro también son vitales para la salud y el bienestar de la madre y el bebé y se pueden obtener a través de suplementos si hay deficiencias en la dieta.”

Detalles del estudio

Los investigadores de la UC Davis evaluaron los datos de las madres e hijos que participaron en el estudio Marcadores de Riesgo de Autismo en Bebés – Conociendo los Signos Tempranos (“MARBLES” por sus siglas en inglés). Las madres fueron entrevistadas acerca de su uso de vitaminas prenatales durante el embarazo, mientras que los hermanos menores con riesgo elevado de TEA completaron una evaluación clínica final dentro de los 6 meses de su tercer año.

 

Los resultados indicaron que el 96% de las mujeres entrevistadas declararon que tomaron vitaminas prenatales durante el embarazo, pero tan solo el 36% cumplieron con las recomendaciones de tomar suplementos vitamínicos 6 meses antes de la concepción.

 

Los niños de las madres que tomaron vitaminas prenatales en el primer mes de embarazo tuvieron una menor prevalencia de TEA y también obtuvieron marcadores cognitivos significativamente más altos.

 

“La relación entre el uso de vitaminas prenatales y la reducción del riesgo de TEA podría deberse a cualquiera de los muchos nutrientes que contienen estas vitaminas,” afirman los investigadores. “Como se ha sugerido en estudios previos, el hierro y especialmente el ácido fólico son posibles contribuyentes dado su alto contenido en vitaminas prenatales (en comparación con los multivitamínicos que no se relacionaron con un menor riesgo de TEA), su importancia en el desarrollo neurológico, su agotamiento durante el embarazo y (especialmente para el ácido fólico) el momento adecuado de su efecto.”

 

“Los estudios adicionales deberían examinar las contribuciones de los nutrientes específicos de los suplementos al igual que las fuentes alimenticias, la calidad de la dieta en general y las mediciones biológicas del estado de los nutrientes, así como investigar los umbrales de las dosis, las interacciones con las variantes genéticas y los mecanismos potenciales”, concluyeron.

 

Referencias

 

Schmidt RJ, Iosif AM, Guerrero Angel E, Ozonoff S. Association of Maternal Prenatal Vitamin Use With Risk for Autism Spectrum Disorder Recurrence in Young Siblings. JAMA Psychiatry. 2019 Feb 27. doi: 10.1001/jamapsychiatry.2018.3901. [Epub ahead of print]