Probióticos PiLeJe

PiLeJe es un laboratorio que se fundó en Francia en 1990 de la mano de un pequeño grupo de médicos, farmacéuticos, biólogos e investigadores deseosos de compartir otra visión de la medicina complementaria a la de las terapias habituales.

PiLeJe entiende la SALUD tal como la define la Organización Mundial de la Salud (OMS): “Un estado completo de bienestar físico, mental y social que no consiste solamente en una ausencia de enfermedad“.

Los productos PiLeJe aportan soluciones para apoyar la salud comprobadas científicamente por médicos, profesionales sanitarios y pacientes.

La filosofía del laboratorio PiLeJe se caracteriza por la constante innovación, con una constante búsqueda y desarrollo de soluciones eficaces para una salud sostenible.

Entre sus productos podemos destacar la línea Lactibiane, probióticos PiLeje,  específicamente formulados para distintas necesidades, como: Lactibiane Cnd, Lactibiane Reference, Lactibiane Tolerance, etc.

A tener en cuenta

Hay una multitud de bacterias diferentes, pero pocas califican como probióticos. Las que lo son son principalmente bacterias lácticas, es decir bacterias que fermentan azúcares en ácido láctico, pertenecientes a 4 géneros diferentes (Lactobacilli, Bifidobacteria, Streptococci, Lactococci) que comprenden miles de especies.

A su vez, cada cepa tiene propiedades específicas. Es por ello que no existe un probiótico universal.  A cada problema de salud corresponde, en su caso, una cepa que ha sido probada y ha demostrado su eficacia. Teniendo esto en cuenta es como se formula un suplemento probiótico de PiLeJe.

Criterios de selección de probióticos

Para que los suplementos probióticos sean de buena calidad y tengan efectos beneficiosos, deben cumplir con ciertos criterios que se deben tener en cuenta a la hora de elegir un probiótico.

  1. Cepa(s) identificadas

Es esencial elegir un probiótico cuyas cepas se hayan estudiado y cuyos efectos se hayan demostrado.

  1. Gastroresistencia probada

Cuando se ingiere un probiótico, éste tendrá que progresar en ambientes extremos y resistir la acidez del estómago, enzimas digestivas, sales biliares, etc. Si las bacterias no resisten estas condiciones, no llegarán vivas al intestino y colon y no podrán ejercer sus efectos beneficiosos.

  1. Adhesión a la mucosa intestinal

Una buena adhesión del probiótico representa su capacidad para adherirse a las células del intestino. Si la adherencia es satisfactoria, se incrementará el tiempo de presencia de las cepas probióticas en el intestino. De hecho, un probiótico solo pasa a través del cuerpo (excepto en el caso de dosis muy altas). Una buena adhesión optimiza la interacción entre las bacterias de la microbiota y los sistemas relacionados (particularmente el sistema inmunológico).