Suplementación en el embarazo: mejor un multi prenatal que solo hierro y ácido fólico.

Los autores de un nuevo estudio de investigación afirman que los suplementos prenatales que contienen micronutrientes como el zinc, yodo y vitamina A podrían ser más eficaces que los suplementos de hierro y ácido fólico (IFA, por sus siglas en inglés) que se recomiendan en las políticas de salud actuales.

Un estudio publicado en Annals of the New York Academy of Sciences comparó ambas pautas de suplementación y descubrió que aquellos que consumieron suplementos de micronutrientes múltiples (SMM), comúnmente denominados suplementos prenatales, tuvieron una reducción del riesgo de tener un niño pequeño para la edad gestacional (PEG) y de la baja tasa de natalidad, en comparación con aquellos que tomaban suplementos IFA.

Los investigadores de la universidad de California reemplazaron de forma hipotética los suplementos IFA con SMM durante un año en Bangladesh y Burkina Faso.

Además de estimar los efectos, coste y rentabilidad, el equipo utilizó el modelo Lives Saved Tool (LiST), una fuente que enumera el tamaño, estructura de la edad y distribución de la población para evaluar el efecto del reemplazo en la mortalidad, resultados adversos del nacimiento y los años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) prevenidos.

Señalaron una reducción del riesgo del 8% para la muerte fetal en la población general y una reducción del riesgo del 21% en mujeres anémicas embarazadas, así como una reducción del riesgo del 15% en la mortalidad a los 6 meses en niñas y una reducción del 29% del riesgo entre mujeres anémicas embarazadas.

El equipo también anotó una reducción del 12% del riesgo de bajo peso al nacer (menos de 2.500 gramos) en la población general y una reducción del 19% del riesgo entre las mujeres anémicas embarazadas.

“La ciencia es ahora inequívoca: los suplementos de vitaminas prenatales son seguros y significativamente más eficaces que solo el hierro y el ácido fólico”, dijo Gilles Bergeon, vicepresidente senior de ciencia nutricional de la Academia de Ciencias de Nueva York.

“Los suplementos de micronutrientes para madres son una solución que puede prevenir el parto prematuro y el bajo peso al nacer de millones de bebés”.

El estudio

Asumiendo que se toman 180 comprimidos por cada embarazo cubierto, el equipo utilizó esto como base para calcular el coste marginal por comprimido para el reemplazo completo de SMM por IFA.

Junto con las mejoras de la mortalidad y las bajas tasas de nacimiento el equipo también descubrió que esta acción, asumiendo un cumplimiento y cobertura del 100%, podría prevenir más de 15.000 muertes y 30.000 casos de partos prematuros anuales en Bangladesh.

En Burkina Faso, el cambio de IFA a SMM resultó en más de 5.000 muertes y 5.000 casos de partos prematuros teóricamente evitados.

Recomendaciones actuales

Durante décadas, la Organización Mundial para la Salud (OMS) ha recomendado la suplementación con hierro y ácido fólico (IFA) como parte del cuidado prenatal rutinario.

Los países en desarrollo han adoptado esta recomendación que incluye el consumo de IFA durante el embarazo en los planes de nutrición nacional.

Estos planes citan un cuerpo de evidencias que demuestran que las deficiencias de otros micronutrientes como el zinc, yodo y vitamina A afectan al crecimiento y desarrollo del feto. Además, estas deficiencias son visiblemente prevalentes en países de salarios medios y bajos.

La OMS cita la falta de evidencias como razón para no recomendar SMM en mujeres embarazadas para mejorar los resultados perinatales y maternos.

Beneficios considerables del cambio de IFA a SMM

El reciente estudio señala: “Los beneficios esperados del cambio de IFA a SMM son considerables, ambos en referencia a las reducciones de la mortalidad y los resultados de nacimiento indeseados”.

“Los modelos basados en poblaciones deberían desarrollarse y utilizarse para predecir los beneficios de los resultados de nacimiento y mortalidad y el coste del cambio de IFA a SMM durante el embarazo”.

“Un modelo desarrollado para los casos de Bangladesh y Burkina Faso y utilizado para explorar los beneficios y costes de un año de un completo e inmediato cambio de IFA a SMM sugiere que esta política podría salvar vidas y reducir las discapacidades de por vida de forma rentable”.

Emily Smith, oficial de programación de la Fundación Bill & Melinda Gates e investigadora asociada en la Harvard T.H. Chan School of Public Health, dijo: “Las mujeres y chicas de todo el mundo a menudo son las últimas en comer y las que menos comen, lo que las deja a ellas y a sus futuros hijos vulnerables a los efectos duraderos de la nutrición deficiente”.

“Una buena nutrición es esencial para el crecimiento y desarrollo del feto, por lo que el consumo de un multivitamínico completo durante el embarazo ofrece a los recién nacidos una mejor oportunidad de un inicio saludable”.

“Como cuestión de equidad, es nuestra responsabilidad asegurarnos de que las mujeres de todo el mundo tengan acceso a vitaminas prenatales que muchos de nosotros damos por sentado que son fundamentales para un embarazo saludable”.

Referencias

Engle-Stone R, Kumordzie SM, Meinzen-Dick L, Vosti SA. Replacing iron-folic acid with multiple micronutrient supplements among pregnant women in Bangladesh and Burkina Faso: costs, impacts, and cost-effectiveness. Ann N Y Acad Sci. 2019 May;1444(1):35-51.